Para llevar una vida saludable y adquirir buenos hábitos, hace falta arte y salero para no perder la ilusión y el ritmo. Por suerte, gracias a "Salud con Arte", está a tu alcance adoptar las buenas costumbres. De la mano de alguien como tú, con conocimientos de Medicina y mucha motivación para transmitir lo que te hace falta para conocer tu cuerpo, controlar tu peso, comer bien y sentirte mejor.

Espero que te guste.

2 de septiembre de 2014

Rico, fácil y sano

Ayer me compré una nueva planta de albahaca. Intenté varias veces sembrar semillas de albahaca, pero, claramente, como diría mi amiga Anne, no tengo manos verdes (dicho popular alemán para hablar de la gente que no sabe cuidar de sus plantas).

Pero esta nueva, prometo que la cuidaré bien.  Tenía un gran tallo que sobresalía de los demás, y después de leer e informarme de cómo podar la albahaca sin hacer un estropicio, he conseguido una bonita y aromática ramita de albahaca fresca lista para cocinar.

Como en mi casa están a dieta ¿cómo usarla de forma provechosa y sana?

PAN DE ALBAHACA Y AJO CON ENSALADA ROJA

Para 3 raciones:
  • 1 masa de pizza, de esas que vienen para estirar al gusto, no las prefabricadas congeladas (recomiendo la de Hacendado).
  • 1 rama de albahaca (con unas 6-8 hojas medianas o grandes).
  • Ajo en polvo.
  •  1 tomate.
  • 1 pimiento rojo asado.
  • Media cebolla fresca pequeña.
  • 6-8 aceitunas negras.
  • 1 tarrina pequeña de queso fresco de Burgos.
  •  Un puñadito de jamón serrano picado.
  • Una tarrina de daditos de pavo, aproximadamente unos 20g (en Mercadona los hay de la marca Hacendado).
  • Aceite.
  • Sal y pimienta al gusto.

Primero prepararemos la masa. La idea es crear una torta fina y crujiente que sepa a ajo y a albahaca. Necesitaremos un rodillo para estirar la masa todo lo que podamos, espolvoreando harina para que no se nos pegue a la superficie. Cuando la tengamos bien esturada, con un grosor de un par de milímetros como máximo.

Con un mortero, machacar dos o tres hojas de albahaca con una pizca de sal y dos cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra, luego, espolvorear el ajo y la pimienta al gusto. Con una brocha de cocina, pintar la masa estirada. Colocarla sobre papel vegetal en la rejilla del horno. Hornear a 180ºC hasta que se dore un poco. Dejar enfriar y apartar.

Para la ensalada picaremos muy bien el tomate, el pimiento, la cebolla, los daditos de pavo y las aceitunas. Añadir el jamón a la mezcla. Yo aplasto el queso fresco de Burgos con un cuchillo en vez de cortarlo, para que se deshaga y absorba el resto de sabores. Picar el resto de la albahaca y añadir. Aliñar con aceite y sal.

Finalmente partir la torta con las manos y servir los trozos con la ensalada por encima.

¡Buen provecho!



No hay comentarios:

Publicar un comentario