Para llevar una vida saludable y adquirir buenos hábitos, hace falta arte y salero para no perder la ilusión y el ritmo. Por suerte, gracias a "Salud con Arte", está a tu alcance adoptar las buenas costumbres. De la mano de alguien como tú, con conocimientos de Medicina y mucha motivación para transmitir lo que te hace falta para conocer tu cuerpo, controlar tu peso, comer bien y sentirte mejor.

Espero que te guste.

15 de agosto de 2014

Rico, fácil y sano

Al fin en casa. Prometo no moverme más (bueno, quién sabe ¿no?). 

Tras mi viaje por el Norte, vengo inspirada, así que, debo aprovechar ahora más que nunca. Os voy a poner la receta que hicimos mi muy amiga Anne y yo en el hostel Uppelink en Gante (aprovecho para deciros que fue una maravilla pasar allí dos noches) tras haber recorrido muchos kilómetros andando. Se trata de una receta que ya había practicado antes en casa, fácil y rápida, sin trampa ni cartón ;) equilibrada, sana y nutritiva, que aporta energía para continuar con el trasiego diario.

La receta original lleva pollo o pavo (al gusto), pero Anne es vegetariana, así que, en la foto no veréis carne, sin embargo, en la receta estará incluída para los más carnívoros (como yo ;))

Allá va.

ESPAGUETI PRIMAVERA

 Para 2 raciones:
  • Espagueti: lleva tu índice a la mitad de tu pulgar, formando un círculo con ambos dedos. Esa es la cantidad de espagueti que deberás añadir a la olla por persona. O puedes calcular entre 80-100gr por persona.
  • 1 tarrina de champiñones enteros (vienen unos 30)
  • 1 tarrina de tomates cherry (vienen unos 15)
  • 1/2 manzana goden
  • 1 bolsa de espinacas enteras frescas
  • 1 chorreón de aceite de oliva virgen extra
  • 1 pechuga de pollo limpia y cortada a tiras
  • 1 chorreón de vinagre de vino blanco (o de arroz, de frambuesa, de manzana...)
  • sal


Pon a hervir el agua en una olla grande. Cuando empiece a hervir, echa un puñado de sal y un choreoncito de aceite (si quieres), aunque a veces basta con remover bien para que la pasta no se pegue.

Mientras tanto, corta por la mitad los tomates cherry (dejando varios enteros y apartados de la sartén, ya que servirán para darle textura y frescura al plato terminado). Limpia y lamina los champiñones también. Y corta en dados la manzana. Limpia las espinacas.

En una sartén bastante grande pon un chorreón de aceite, primero echa los campiñones, para que se doren, y cuando éstos estén listos, echa la carne para que le de un golpe de calor. Cuando esté algo dorada pero no hecha, rocía la sartén con un chorreón generoso de vinagre y espera a que se consuma, removiendo todo. Cuando esté, añade la manzana y por último el tomate. 

Cuando todo esté caliente y bien hecho, añade los espagueti y remueve bien para que todo se mezcle. Finalmente, echa todas las espinacas a la misma sartén y ponle una tapadera que cubra toda la sartén.

Espera unos 5 minutos con el fuego reducido para que nada se pegue o se queme. Se trata de que le vapor de los alimentos que ya están cocinados, llegue a las hojas de espinaca y las ablande.

Tras esos 5 minutos, vuelve a remover todo. Te habrás dado cuenta de que la bosa gigante de espinacas que creías que iba a ser mucho, se ha consumido por completo.

Corrige de sal, añade o no pimienta y/o un poquito de aceite.

Coloca el resto de los tomates frescos sobre el plato y pon (o no) queso rallado por encima.

Et voilà!



No hay comentarios:

Publicar un comentario