Para llevar una vida saludable y adquirir buenos hábitos, hace falta arte y salero para no perder la ilusión y el ritmo. Por suerte, gracias a "Salud con Arte", está a tu alcance adoptar las buenas costumbres. De la mano de alguien como tú, con conocimientos de Medicina y mucha motivación para transmitir lo que te hace falta para conocer tu cuerpo, controlar tu peso, comer bien y sentirte mejor.

Espero que te guste.

28 de octubre de 2013

Requerimientos de energía

Sí, lo se. He tardado mucho en escribir y estabas deseando leerme... ;)

Es cuestión del poco tiempo que las clases, la vida fuera de casa, las miles de cosas que hago (dormir, comer, leer, estudiar, salir, comprar, y un largo etc) y alguna fiestecilla, me dejan para poder escribir.

Hoy voy a enseñarte una nueva ecuación, del estilo al IMC (lee la antigua entrada), solo que mucho más completa y específica para cada individuo, ya que tiene en cuenta muchas más variables, como la edad, la altura, el peso, el sexo, y la actividad física diaria. Ella te permitirá  conocer cuánta energía necesitas al día (se mide en kcal), para saber cuántas calorías debes ingerir para perder, ganar peso o mantenerte como estás (a gusto del consumidor). Recuerda que no es saludable incorporar menos de 1.500 Kcal en mujeres y 2.000 kcal en hombres.

Peso aceptable o ideal

Una forma rápida de calcular el peso ideal, es la siguiente:

Hombres = 22 x talla² (en metros)

Mujeres = 21 x talla² (en metros)

Gasto energético basal o ecuación de Harris-Benedict (kcal/día)


Hombre = 66,47 + (13,75 x peso en kg) + (5 x altura en cm) - (6,76 x edad) kcal/día

Mujer = 665,1 + (9,6 x peso en kg) + 1,85 x altura en cm) - 4,68 x edad) kcal/día

Si calculaste tu IMC y estás dentro del rango de obesidad, tienes que ajustar la ecuación de esta forma: ((peso real - peso ideal) x 0,25) + peso ideal. Esto se hace porque, el tejido adiposo también es metabólicamente activo, y genera gasto energético, así que, es necesario contar con que habrá un requerimiento mayor de energía en personas obesas.

Según lo que queramos hacer con nuestro peso, se podría hacer una versión resumida y aproximada de la fórmula de Harris-Benedict:

Mantenimiento del peso: 30 kcal x peso ideal en kg
Pérdida de peso: 25 kcal x peso ideal en kg
Ganancia de peso: 35 kcal x peso ideal en kg

Si, según tu IMC, eres obeso o tienes sobrepeso, y quieres adelgazar, no puedes disminuir tus requerimientos diarios de energía como te plazca. Debes tener en cuenta que hay un límite en cuanto a la reducción del aporte energético, porque si te pasas, puedes tener problemas nutricionales y carenciales. Además, si quieres tomártelo en serio (y debes), es importante que sepas que esto tiene que estar individualizado para cada caso y que es necesario que acudas a un médico para que te oriente y te ayude como es debido. Así que, para hacer las cosas bien, tienes que aplicar lo siguiente:

Sobrepeso: kcal/día (calculadas con Harris-Benedict) - 10% (o 20% como máximo) de las kcal requeridas.

Obesidad: kcal/día - 30% (o 40%).

Corrección según el tipo de actividad 

Peso ideal x Corrección de la OMS (Tabla II) = kcal/día

Piensa que estas ecuaciones están basadas en datos de personas "estándar", que realizan una actividad física diaria normal. Con lo cual, tanto si se hace ejercicio intenso, como si se tiene una vida sedentaria, sería oportuno ajustar cada ecuación a la actividad de cada uno. Al resultado se le puede aplicar un factor de corrección según la actividad física dominante durante 24 horas.

Existen diferentes grados de actividad física según su intensidad:

Ligera: actividades sentado y de pie, pintar, conducir, trabajo de laboratorio, escribir en el ordenador, coser, planchar, cocinar, tocar instrumentos musicales, carpintería, etc. Moderada: caminar 3-4 km/h sobre superficie plana, camarero, tenista, ciclista, bailar, esquiar, cuidado de niños, limpieza doméstica, golf, etc. Intensa y excepcional: caminar con carga pendiente hacia arriba, excavación manual intensa, escalar, fútbol, carrera de atletismo, escalada, etc.
Reducción por edad

kcal/día (anteriormente calculadas con la ecuación de Harris-Benedict) - % de la Tabla III.

Los requerimientos cambian según la edad que tengamos, por eso la OMS aconseja disminuir progresivamente el aporte energético a medida que se van cumpliendo años, en ciertos porcentajes:

Los menores de 40 años no reducen sus requerimientos
Con todos estos datos y ecuaciones que te he proporcionado, ya deberías saber cuánta energía necesita tu cuerpo y así podrás controlar lo que comes y lo que te mueves para adelgazar o mantenerte. Ahora sólo necesitas mirar siempre el valor nutricional y calórico de los alimentos que comes, para llevar un control. Créeme, al principio resulta pesado, pero luego se convierte en un juego o en una forma responsable de disfrutar comiendo.

¡Ánimo!


18 de octubre de 2013

Rico, fácil y sano

Hoy toca receta. 

Experimentar con las especias y los distintos sabores que aportan el aceite de oliva, el vinagre balsámico, el de Jerez, incluso el de vino blanco, o, por supuesto, los vinos tintos o blancos, es genial. Yo probé y disfruté, así que te lo muestro, a ver si a ti se te ocurren también cosas nuevas, divertidas y muy ricas :)

Tengo intención de hablaros en algún momento sobre los diferentes tipos de pescado, porque no todos nos aportan los mismos nutrientes ni en las mismas proporciones. Todo lo que proviene del mar es muy interesante de cara a una dieta, porque el mar nos ofrece muchísima variedad y productos saludables, con las características idóneas para mantener una dieta sana y equilibrada, sin mucha grasa y con grasa de calidad. 

Te animo a que pruebes diferentes tipos de pescado y que te pierdas entre todos sus sabores y texturas ¡será un placer!


MERLUZA AL VINAGRE DE JEREZ Y SALTEADO DE VERDURAS


Como ya he dicho en otras entradas, mi condición de estudiante me obliga a : tener 10-15 minutos para comer, que lo que coma sea económico, y que no engorde demasiado para compensar las horas muertas que me tiro sentada delante de mis apuntes. Sólo necesitas dejar descongelando el filete de pescado antes de irte al trabajo o a clase, así cuando vuelvas lo tendrás listo para cocinarlo en un santiamén. 

Así que no tienes excusa. Ponte el delantal y ¡a cocinar!

Para una ración:

  • 1 o 2 lomos o centros de merluza (100-200g). Yo los compro congelados en Mercadona, son de la marca "MASCATO" y están envasados individualmente.
  • 1 zanahoria pequeña o media grande.
  • 1/2 de un pimiento rojo, picado en daditos.
  • 1/2 de un pimiento verde (grande), picado en daditos.
  • 2 dientes de ajo.
  • 1 chorreón de vinagre de vino de Jerez.
  • 1 pizca de canela.
  • 1 pizca de pimienta blanca.
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra (opcional).

 Lo primero que deberás hacer es enchufar la plancha. Mientras se calienta, ve picando en daditos los pimientos, en rodajas finas la zanahoria y en láminas el ajo. Cuando esté caliente vierte en el centro la cucharada de aceite e inmediatamente (no dejes que el aceite humee) añade el ajo y remueve continuamente para que no se pegue o se queme. Cuando el ajo esté dorado, añade los pimientos y sigue moviendo la mezcla hasta que se impregnen del aceite (con una paleta de madera, nada metálico porque dañaría la superficie de la plancha). Por último añade la zanahoria y ponle la sal, canela y pimienta al gusto (sí, canela). Deja que se haga todo homogéneamente. 

Aparta a un lado de la plancha todas las verduras. Seguirá habiendo aceite por toda la superficie (aunque no lo veas), así que será perfecto para colocar nuestra pieza de merluza. Ponla con la piel hacia arriba (o con la carne hacia abajo, es lo mismo), así la carne quedará marcada y tendrá un aspecto mucho más suculento (¡en plan profesional!). Cuando pasen unos minutos, dale la vuelta con cuidado de que no esté pegado a la plancha. 

Ahora es el momento de la verdad, vierte sobre la pieza de merluza unas cuantas gotas (de media a una cucharada) de vinagre de Jerez y ponle una pizca de sal gorda por encima también. Deberás dejar que el vinagre se evapore un poco y que la merluza se impregne bien (no será mucho tiempo, sólo lo que tarde en hacerse por abajo). 

Recuerda que mientras la merluza sigue cocinándose tienes que seguir removiendo las verduras para que no se quemen.

El punto perfecto de todo pescado, cocinado de cualquier forma, está en que cuando intentes separar la carne con el tenedor, se abra sin dificultad.

¡Que aproveche!


15 de octubre de 2013

Macronutrientes: Proteínas

Ya iba siendo hora de que os hablara de las proteínas. Al principio de este blog, quise hacer una introducción de los nutrientes que componen una dieta efectiva y completa. Sin embargo, para no aburrir al personal, no acabé la lista y aún faltaban varios nutrientes importantes que quería describir.

Hoy hablaré de las proteínas, el componente más exclusivo de la dieta, ya que no sirven como tales para fines nutritivos, sino más bien para todo lo demás. Me explico: las proteínas son imprescindibles para muchísimas funciones corporales, como la coagulación, la expresión genética o la comunicación entre los diferentes órganos (hormonas). También tienen función energética, pero es el nutriente "energético" que se gasta en último lugar, debido a lo indispensables que son para las demás funciones, además, se necesita mucho trabajo para obtener energía de ellas, mientras que los glúcidos son fáciles de "romper" y los lípidos son mucho más energéticos.


PROTEÍNAS

Las proteínas son moléculas grandes, constituidas por su unidad estructural, llamada aminoácido. Hay unos 20 aminoácidos en toda la naturaleza, que se combinan de muchísimas formas posibles para dar muchísimos tipos de proteínas diferentes. Al conjunto de dos aminoácidos se les llama dipéptido, al conjunto de varios, se les llama oligopéptido y a la agrupación de más de 50 aminoácidos se le llama proteína.

La mitad de los aminoácidos de la naturaleza, debemos obtenerlos de los alimentos, porque no podemos fabricarlos por nosotros mismos. Se les conoce como aminoácidos esenciales, y son vitales, tienen un altísimo valor biológico. De ahí la importancia de consumir proteínas de buena calidad (no quiere decir que comamos un filete de primera, sino que comamos alimentos que tengan estos aminoácidos esenciales, como las legumbres).

Funciones:
  • Estructural, (el pelo, por ejemplo, está constituido en su totalidad de proteínas).
  • Enzimática, (las enzimas, que son las que hacen posible el metabolismo, el control del ADN, y muchísimas cosas más, son proteínas).
  • Hormonal , (muchas de las hormonas, que son las moléculas encargadas de la comunicación entre órganos y entre células, son proteínas).
  • Coagulación (los factores encargados de que no tengamos hemorragias y de que éstas paren, son proteínas).
  • Expresión génica (el ADN, que está encerrado dentro del núcleo de las células, se manifiesta en el cuerpo, gracias a proteínas que se fabrican con sus instrucciones).
  • Energética (4 kcal/g). Por cada gramo de un alimento constituido de proteínas, se engordarán 4 kcal.
¿Dónde encontramos las proteínas?
  • Carne
  • Pescado
  • Huevos
  • Lácteos
  • Legumbres y cereales
¿Qué cantidad es la aconsejable?

  • 0,8-1g/kg/d (15% del VCT). Es decir, lo ideal sería tomar entre 0,8-1 gramos por kg de nuestro peso, cada día (si peso 56kg, tomaré 50,4g al día de proteínas).
Hay excepciones, en las que, obviamente, el consumo proteico deberá ser mayor que en situación normal:

- Durante el embarazo y lactancia.
- Durante el crecimiento y la adolescencia

Puede que te interese saber que:

- Las dietas de los que buscan tener mucha masa muscular en los gimnasios, se basan en las proteínas (hiperproteica) ¿Por qué? Porque el músculo se crea a partir de roturas en las fibras musculares (por ejercicio intenso), y a su vez estas fibras rotas son reparadas y se les añaden más fibras musculares (de ahí que el músculo crezca y sea más potente cada vez; de ahí las agujetas). Las proteínas tienen una importante función estructural, ello quiere decir que formarán parte del agregado de nueva masa muscular al antiguo músculo dañado por el ejercicio. Las personas que hacen este tipo de dieta, hiperproteica, creen que cuantas más proteínas coman, más músculo crearán. Pero nada en Medicina es tan bonito como parece, todo tiene un límite y todo necesita ser concienzudamente estudiado y revisado, ya que el consumo excesivo de proteínas puede tener consecuencias negativas a la larga (nefropatías, hepatopatías, alteraciones iónicas...)

- La dieta Dukan se basa en el principio de que, como las proteínas no son el primer recurso energético del organismo (sino que son el último nutriente al que se recurre para obtener energía, debido a su importante función en el cuerpo) y por lo tanto "no engordan", si consumes sólo alimentos con un alto porcentaje de proteínas en su composición, tu cuerpo usará todos los hidratos de carbono y toda la grasa que tenga hasta quedarse sin nada. Ya explicaré este tema más adelante, porque tiene mucha "chicha".

- Las dietas bajas en proteínas o hipoproteicas son características en personas con problemas renales crónicos (como medida terapéutica), desnutridas como ancianos, anoréxica/os o, de forma severa y endémica, en el tercer mundo (típico niño de África con la barriguita hinchada, que parece que está gordito, pues en realidad es agua, edemas en la cavidad abdominal como consecuencia de la falta de proteínas). No hace falta que diga que se debe a falta de consumo de alimentos ricos en proteínas, como la carne o las legumbres. Las consecuencias pueden ser muy trágicas, aunque en Occidente no se ven casos graves, a penas. Es típico también en las personas que hacen huelga de hambre, que en los últimos días de huelga, empiezan a perder masa muscular, es porque el cuerpo está empezando a tirar de las proteínas del músculo para obtener energía porque ya no tiene grasa o reservas.

- Los vegetarianos, y sobre todo, veganos,  deben consumir altas cantidades de legumbres y derivados, ya que éstas contienen muchas proteínas (comparadas con el resto de vegetales que conocemos), imprescindibles para suplir el aporte que una persona normal consume a partir de la carne, huevos y lácteos. Algunos, incluso toman suplementos proteicos para no estar desnutridos.


11 de octubre de 2013

Rico, fácil y sano

Ha empezado el curso, ahora escribiré más periódicamente, así que podrás leerme unas dos o tres veces semanalmente. Además, ahora que me he sumido de nuevo en la rutina y he dejado de comer en la playa, salir a cenar cualquier cosa y tomar heladitos, por fin puedo enseñarte recetas hipocalóricas para que comas bien y adelgaces (si lo necesitas y quieres) de forma responsable.

Ya es momento de empezar a publicar recetas fáciles para una dieta saludable, así que, ¡vamos a ello!


POLLO CON BRÓCOLI Y PIMIENTO MORRÓN ASADO CON PEDRO XIMÉNEZ 


Fácil, facilísimo. Requiere unos 10 minutos.

Salir de clase a las 14:30 y llegar a casa a las 15:00, cansada y con un hambre atroz es todo un reto para ponerse a cocinar algo saludable y que no sepa a rayos. Aunque el brócoli le asusta a mucha gente, a mi me encanta, me parece una verdura muy versátil y agradecida de cocinar. Mantiene su sabor lo hiervas o lo pongas a la plancha, y además tiene muchísimas propiedades que puedes leer aquí mismo.

Si eres de los afortunados a los que el brócoli les gusta, bienvenido al club, y si nunca lo has probado, te invito a que lo hagas, porque puedes llevarte una grata sorpresa que te beneficiará para siempre.


Para una ración:

  • 200g de pechuga de pollo (equivale a un filete gordito). Yo compro una bandeja de pechuga de pollo en el súper, le quito la grasa que tenga en casa y la divido en tres partes, éstas a su vez, las empaqueto individualmente y las congelo. Sólo tienes que sacar varias horas antes del congelador el paquete que vayas a gastar (uno por ración).
  • 250-300g de brócoli (equivale a las dos manos llenas de tronquitos, más o menos). Yo uso medio y reservo lo demás para otro día, lo lavo debajo del grifo si lo voy a poner a la plancha o lo meto en la olla directamente si lo voy a hervir o a cocinar al vapor.
  • Una lata de pimientos morrones asados (no en aceite). Normalmente viene uno por lata. También puedes asarlos tú mismo/a.
  • Un chorreón de reducción de vinagre de Pedro Ximénez (el mío es marca Mercadona).
  • El jugo de una lima.
  • Sal.
  • Una plancha tipo Princess o cualquier cosa que se le parezca, antiadherente.

Cuando entres en la cocina, lo primero que tienes que hacer es poner el pollo en un cuenco o plato hondo y exprimir sobre él la lima (o la mitad de ella, al gusto) y echarle una pizca de sal, remover bien y dejar reposar unos cinco minutos (los justos para dedicarte al resto de la receta).

Parte el brócoli en tronquitos más pequeños y ponlo directamente sobre la plancha ya caliente, échale una pizca de sal. A continuación coloca el pollo sobre la plancha, también y aplástalo con una paleta de madera para que se dore rápido. Deja que el brócoli se pase bien pero que no se queme, dale la vuelta con cuidado para que se haga homogéneamente. Cuando creas que está listo, corta el filete de pollo para comprobar si está hecho por dentro y si no es así, dale otra vez una vuelta.

Cuando todo esté hecho, vierte la lata de pimientos sobre la plancha y mezcla las verduras. Sirve todo en un plato llano. Finalmente, cubre la superficie de las verduras con la reducción de Pedro Ximénez.

Yo acompaño mis platos con pan de semillas. Lo compro recién hecho y lo divido en porciones que congelo ese mismo día. Cuando llego a casa sólo tengo que sacar la rebanada del congelador y meterla en el horno durante 10 minutos a 100-150ºC. Sale crujiente y sabroso, como recién hecho cada día.

Habrás observado que no he usado aceite. Nunca lo uso, a no ser que sea imprescindible (un sofrito, bechamel...). Engorda mucho y no lo veo necesario para cocinar, aunque te recuerdo de entradas anteriores que es importante incluirlo en una dieta equilibrada porque nos aporta "colesterol bueno". Yo prefiero pensar lo siguiente: el aceite es una grasa, igual que la mantequilla o la margarina, y engordan muchísimo (recuerda, los lípidos engordan 9kcal por gramo), así que procuro no usar ninguno de ellos, sin embargo, de ser necesario incluirlos en una receta, sustituyo SIEMPRE las grasas de origen animal, como la mantequilla, por aceite de oliva virgen extra, y, SIEMPRE consumo 1-2 cucharadas soperas al día, como máximo.


¡Que aproveche!

10 de octubre de 2013

Dieta de 1.800 calorías

Hoy te voy a hacer un regalo. Se trata de una dieta de 1800 calorías.

Te adelanto de la próxima entrada, que, según la OMS (Organización Mundial de la Salud), el aporte calórico en los hombres debe ser de 2000-2500 kcal/día y de 1500-2000 kcal/día para las mujeres de edad media. Lógicamente, estos valores dependerán de la edad y la actividad física que se realice

Para perder peso de forma continuada y saludable, hay que disminuir las calorías que ingerimos o sustituir esa disminución por más ejercicio (o ambas opciones a la vez, ¡pero sin volverse loco!). 

Este año, cuando roté por el servicio de Endocrinología y Nutrición, en el hospital de Jerez de la Frontera, pude coger una hoja de una dieta de 1800 calorías, perfecta para esa pérdida correcta de peso, que si además acompañas de ejercicio moderado, estarás en forma y tendrás un "tipín", en nada de tiempo ;) .

Te darás cuenta de que son 6 comidas, más o menos abundantes, al día. Seguro que crees que no es posible adelgazar con tanta comida, pero de hecho, es lo más correcto para que tu aparato digestivo esté en continuo funcionamiento, gastando energía al digerir la comida y usando los alimentos bajos en calorías (energía) que estás comiendo, por lo que tu cuerpo gastará más de lo que estarás aportándole (lee las entradas anteriores sobre nutrición). A la larga, todo esto se traducirá en una pérdida de peso de forma saludable y SIN PASAR HAMBRE

Anímate y acostúmbrate a comer verduras, porque, a parte de la magnífica fuente de minerales y vitaminas que son, sacian y llenan muy rápido, por lo que serán un importante recurso para completar un plato con un filete a la plancha, por ejemplo. Es más, te parecerá que la verdura dejará de ser la guarnición y se convertirá en el plato principal porque las cantidades (el volumen) de 300g. de verduras (brócoli), son enormes en comparación con los 200g. de proteínas (almejas, por ejemplo), ya lo verás. 

DESAYUNO:

- Un vaso de leche desnatada (200c.c.) o yogur desnatado.
- 60 g. pan integral con aceite de oliva (mejor que margarina, y mucho mejor que mantequilla). Se le puede añadir tomate natural.

MEDIA MAÑANA:

- Una pieza de fruta o un vaso de leche desnatada o yogur desnatado.

ALMUERZO:

- Tomar verduras + proteínas + farináceos (pan, pasta, arroz, legumbres) + frutas.

  • Verduras: crudas o rehogadas con poco aceite (una cucharada como máximo), a la plancha (sin aceite), al vapor...
          300 g. de: acelgas, apio, berenjenas, berros, brócoli, calabacín, calabaza, cardos, champiñones, col,                  coliflor, endivias, escarola, espárragos, espinacas, lechuga, palmito, pimientos, pepinos, repollo,                     rábanos, setas, soja (fresca, no brotes en conserva), tomate.


          200g. de: judías verdes, nabos, puerros.

          130g. de: alcachofas, cebolla, remolacha, zanahoria, soja (brotes).


  • Proteínas: Los pesos se refieren a la parte comestible.
          200g. de: almejas, berberechos, mejillones, pulpo, vieira.

          140g. de: calamares, marisco, queso fresco, pescado azul, pescado blanco.

          120g. de: jamón cocido, pechuga de pavo o pollo.

          100g. de: aves, buey, caza, cerdo, cordero, ternera.

          80g. de: queso curado, queso cremoso.

          60g. de: jamón serrano.

          Huevos: 3-4 a la semana.

  • Farináceos: ¡los pesos se refieren a los alimentos una vez cocinados! Y añade 40g. de pan.
          400g. de: habas - guisantes.

          200g. de: patatas, pasta, boniatos, garganzos - lentejas - alubias.

          180g. de: arroz integral

          160g. de: cuscús

          140g. de: arroz.

  • Fruta: Los pesos se refieren a la parte comestible.
          200g. de: sandía.

          150g. de: arándanos, coco, fresa, fresón, granada, grosella negra, melón, membrillo, papaya, pomelo.

          100g. de: albaricoque, ciruelas, frambuesas, higo chumbo, limón, mandarina, manzana, melocotón,                      naranja, piña.

          80g. de: guindas, kiwi, pera.

          65g. de: caquis, cerezas, higos - brevas, mango, nectarina.

          50g. de: chirimoya, nísperos, plátanos, uvas.


MERIENDA

- Una pieza de fruta "y" un vaso de leche desnatada o un yogur desnatado.

CENA

- Igual que en el almuerzo.

ANTES DE DORMIR

- Una pieza de fruta o un vaso de leche o un yogur desnatado.


7 de octubre de 2013

IMC: Índice de Masa Corporal

¡He vuelto!

Siento el retraso, pero ha sido un septiembre muy completo y no he tenido tiempo de nada, ni siquiera de escribir aquí.

Hace mucho tiempo que quería hacer una entrada dedicada al índice de masa corporal. Creo que es un dato básico para conocer cuál es tu peso ideal y lo cerca o lejos que te encuentras de él. Además, la información que te da, suele ser bastante fiable, porque se basa en las medidas de una población estándar. 

Realmente hay muchas ecuaciones, relativamente fáciles de usar, para conocer nuestro metabolismo basal (¡lee las entradas anteriores!) o las calorías que deberíamos ingerir (son ecuaciones más complejas que usan más datos, como el sexo, la edad, la actividad física diaria...). 

Tranquilos, ya os las iré enseñando.

IMC

El índice de masa corporal (IMC) es una medida que asocia el peso y la estatura para dar un número que nos informa acerca del rango en el que nos encontramos dentro de una tabla que clasifica los diferentes grados de sobrepeso, delgadez o normalidad.

Se calcula de acuerdo con una ecuación matemática: IMC= masa/estatura2

masa= kg
estatura= m

El resultado es muy fácil de interpretar. Suele ser un número del intervalo que va desde 16 a 40.

Clasificación de la OMS del estado nutricional de acuerdo con el IMC
ClasificaciónIMC (kg/m2)
Valores principalesValores adicionales
Infrapeso<15,99<15,99
Delgadez severa<16,00<16,00
Delgadez moderada16,00 - 16,9916,00 - 16,99
Delgadez no muy pronunciada17,00 - 18,4917,00 - 18,49
Normal18,5 - 24,9918,5 - 22,99
23,00 - 24,99
Sobrepeso≥25,00≥25,00
Preobeso25,00 - 29,9925,00 - 27,49
27,50 - 29,99
Obeso≥30,00≥30,00
Obeso tipo I30,00 - 34,9930,00 - 32,49
32,50 - 34,99
Obeso tipo II35,00 - 39,9935,00 - 37,49
37,50 - 39,99
Obeso tipo III≥40,00≥40,00